miércoles, 13 de febrero de 2008

8 diatheké





El uso de ‘testamento’ para designar el Antiguo y el Nuevo Testamento proviene de un error de los traductores latinos de la versión griega de la Biblia, quienes tradujeron como testamentum la palabra griega diatheké que en realidad significaba tanto ‘deseo’ o ‘voluntad’ como ‘acuerdo’ o ‘convenio’.

El término diatheké me pareció oportuno para enunciar esos ocho deseos o cosas que quisiera hacer antes de morir, y las digo en voz alta por aquello de la mística con el verbo.



Berrysand y Ludwig, me convocaron a este “meme”, cuyas reglas son las siguientes:

  1.  Cada jugador comienza con un listado de ocho cosas que quiere hacer antes de morir, no importa las que sean, pero ocho.
  2.  Hay que escribir esas ocho cosas en su blog, junto con las reglas del juego.
  3.  Hay que seleccionar a ocho personas más, invitarlas a jugar y anotar sus nombres o el  nombre de su blog.
  4.  Es importante no olvidar dejar un comentario desde donde nos invitaron a jugar.

Mis víctimas son:



Y mis 8 diatheké o deseos son:

1. Que los hombres de mi vida conquisten sus sueños.

2. Asistir a la estrepitosa caída de las líneas editoriales que manipulan la información y la desinformación pública, de acuerdo al deseo de sus amos.


3. Quiero ver los “pequeños héroes” – a veces mucho más grandes que los ilustres- en sus campos de batalla: desgracia, abandono, pobreza y soledad, iluminados por la prensa y adecuada difusión, ocupando los centímetros de columna que hoy se dedica a las figuras del espectáculo.

4. Que la Iglesia Católica reconozca, como quiera y de la manera que guste, el acto de cinismo que implica descalificar las opciones sexuales que no han matado a nadie y dar comunión a cualquier dictador, asesino de masas. Una vez más señores: la sexualidad es una conducta: se hace, no se es. “Lo que cada uno haga de cintura para abajo no tiene por qué definirle de cintura para arriba, no se convierte en su forma de ser ni le obliga a aceptar la correspondiente etiqueta distribuida por las autoridades competentes”


5. Quiero decirle a un hombre, que cuando se dispara “a matar” a víctimas inocentes, hay que asegurarse que estén bien muertos antes de proclamar su triste victoria.

6. Quiero conocer personalmente a todas y cada una de las personas que postean en este blog.


7. Saber –sin dudas- que mi legado incluyó amor y algún tipo de justicia para quien la necesitara, sabré entonces que mis errores no superaron los aciertos.

8. Atisbar el cambio de actitud necesario para la paz: No mirar los rótulos: mujer, hombre, color de piel, nacionalidad, belleza o su falta, atuendo, entorno social, religión…ver y mirar el ser humano y escucharlo, antes de lapidarlo con un juicio apriorístico… un cambio que con todos sus errores y pecados, hoy propicia Internet.