sábado, 14 de agosto de 2010

De Rusia con amor: Moura Budberg


María Ignátievna Zakrevskaya, Condesa Benckendorff y Baronesa Budberg nació en el lujo de la Rusia zarista, hasta que la Revolución Bolchevique la sumergió en la pobreza y comenzó a vivir de su ingenio. A partir de entonces, su historia se desenvolvió en medio de la agitación política, el espionaje, la pasión sexual, el sufrimiento, la opresión y el exilio. Estuvo involucrada en el misterioso asunto Lockhart, conspiración que casi logra la caída del nuevo estado soviético; fue amante de Máximo Gorki y de H.G. Wells. Según su biógrafa Nina Berberova: “Ella fue una de las mujeres más excepcionales de su tiempo, un tiempo que no tuvo piedad o compasión hacia ella o su generación”.






La vida de esta Mujer es novelesca y abunda en enigmas y placenteros misterios.  Nació en 1892, en una familia rusa de clase alta y pasó un tiempo en Inglaterra codeándose con diplomáticos, aristócratas, escritores y celebridades. Se casó en 1911 con el conde y diplomático Benckendorff, hombre que fue muerto a golpes por un campesino durante el fervor de la revolución bolchevique. Fue probablemente en esos momentos, cuando la viuda, empobrecida y alejada de sus hijos se convirtió en la superviviente Moura Budberg.


Hermosa, políglota y seductora, Moura comenzó a negociar el camino hacia sus metas, con destreza y garbo. Tuvo un romance con Robert Bruce Lockhart, jefe del espionaje británico implicado poco después en un complot para asesinar a Lenin.(1) Este agente, probablemente el gran amor de Moura, fue descubierto, encarcelado en el Kremlin y condenado a muerte. ¿Qué hizo su amante, sin dinero, conexiones o poder? Usó su prodigiosa sexualidad con un comandante de la Cheká, y logró liberar al británico (2)





Cuando el espía estuvo lejos y a salvo, en 1922, Moura sin lamentos románticos, se casó con el Barón Budberg, un guapo play boy de Estonia, para obtener la ciudadanía de la república báltica y volver a ver a sus dos hijos. Casi inmediatamente se convirtió en la amante, secretaria, enfermera y traductora del revolucionario escritor Máximo Gorki, el “amargo” (3) con quien vivió varios años. Al parecer la Baronesa influenció el complejo pas de deux que compartieron Stalin y Gorki, y su transformación de crítico del sistema, a ornamento literario del Zar Rojo.


A través de Gorki Moira habría conocido a Lenin, Stalin y también a destacados intelectuales y personalidades de la cultura de la época…entre ellos al seductor H. G. Wells, quien ya exhibía una prominente barriga y fue  su siguiente amor…un amor que olía a miel (4)
Respecto de Wells, una vez más, distintos autores indican que Moira condujo al célebre escritor de novelas de ciencia ficción a la reunión con Stalin en 1934 (5) luego de la cual, el británico elogió públicamente al dictador y la filosofía comunista.


Durante los últimos años de su vida Moura Budberg asesoró en películas y obras teatrales, tradujo libros y mantuvo una presencia enigmática en la escena cultural de Londres. ¿Fue una agente doble de soviéticos e ingleses como todos sospechaban? Probablemente. Era lógico y hasta quizás necesario que lo fuera. Aunque nadie pudo probarlo jamás.




En nuestro audio, otra mirada a Moura Budberg











(1)  Los entretelones de este caso y su relación con Moura Budberg fueron contados por el mismo Lockhart en su libro “Memorias de un agente británico” (1934)
(2)  Aunque se ha dicho que fue intercambiado por otro espía soviético, la intervención de Moura en la liberación fue testimoniada por Máximo Gorki.
(3)  Gorki en ruso significa “amargo”. Alekséi Maksímovich Péshkov (verdadero nombre del escritor) comenzó a recorrer Rusia en su juventud buscando infructuosamente trabajo y padeció grandes privaciones.  Dicen que se sumió en la desesperación e intentó suicidarse disparándose un tiro. De allí su permanente amargura y la elección del seudónimo.
(4)  Las conquistas femeninas de Wells aseguraban –también Moura- que la piel de este hombre olía a miel.
(5)  También asistieron George Bernard Shaw, y Beatrice y Sidney Webb.



* Agradecimiento: a Marcelo Suárez de La Menor Idea por acercarnos el personaje.


**Nota: La denominación “Condesas Rojas” correspondiente al rótulo de esta entrada, es idea original del sociólogo, historiador, crítico literario y filósofo argentino Juan José Sebreli y su artículo “El extraño caso de las duquesas rojas”


***Dato de actualidad: Moura Budberg es tía bisabuela de Nick Clegg, Vice-Primer Ministro Británico (2010) y Líder del Partido Liberal


Fuentes:
. The Dangerous Life of the Baroness Budberg – Nina Berberova -2005
. El Extraño caso de las duquesas rojas – J.J.Sebreli
. Wikipedia: enlaces en texto.
. Imágenes: Internet






Google