jueves, 30 de agosto de 2012

Triệu Thị Trinh, la guerrera y santa vietnamita



Triệu Thị Trinh ó Ba Trieu
(225-248)

“Quisiera montar las tormentas; domar las olas, matar los tiburones en mar abierto; echar a los agresores, reconquistar el país; desatar los nudos de la servidumbre y nunca, nunca…doblar mi espalda para ser la concubina de cualquier hombre.”

Siglos antes de la llegada de los franceses, los japoneses o los estadounidenses (con su agente naranja y el napalm), el pueblo vietnamita (1) soportó por más de mil años la dominación de distintas dinastías del Imperio Feudal Chino. Cuenta la leyenda que en el sombrío y opresivo siglo III, la joven Triệu Thị Trinh se sublevó y lideró una heroica y tenaz resistencia contra la superpotencia vecina. Luchó con éxito más de 30 batallas con un pequeño ejército y su valentía, inteligencia y arrojo le valieron el nom de guerre Lady Trieu. Su figura, generalmente representada por una mujer a lomo de elefante y envuelta en una túnica dorada, honra en la actualidad las fiestas nacionales. Se dice que la guerrera y santa, suele aparecer en los sueños de los vietnamitas revolucionarios, como una Juana de Arco que inspira y alienta la lucha contra el yugo extranjero.





El marxista y revolucionario vietnamita Hồ Chí Minh (tío Ho) aseguró que “nada es más precioso que la independencia y la libertad” y estas palabras alcanzan un profundo significado en un pueblo que logró sobrevivir a las aplastantes adversidades de su historia. Bajo el dominio chino, Vietnam tuvo sus primeros movimientos independentistas…liderados por mujeres. Primero fueron las hermanas Trung (12-43) dos chicas bravas, capitanas de un ejército rebelde compuesto principalmente por féminas. 

Las Trung lucharon como tigresas, ganaron batallas, incautaron 65 fortalezas y recuperaron Vietnam por unos años. Luego y a pesar de sus heroicos esfuerzos, fueron derrotadas por los chinos (2)
Hacia el año 248, el pueblo de Vietnam seguía padeciendo la miseria y crueldad de sus opresores. Muy lejos de resignarse a ser “civilizados” y “asimilados” por los vecinos del norte, los vietnamitas comenzaron a desplegar una tenaz resistencia, sólo  necesitaban un héroe y la joven Triệu Thị Trinh acudió puntual a la cita. Era huérfana y vivía en la casa de su hermano mayor Trieu Quốc Đạt, simpatizante de los rebeldes. Apenas cumplidos 20 años Lady Trieu y su familia huyeron a las montañas, lugar donde había comenzado a establecerse una base militar para luchar contra los chinos. En contra de las recomendaciones del hermano –que temía por su seguridad- la joven aprendió los secretos de la batalla y se preparó con uñas y dientes para el combate (dicen que allí pronunció la famosa frase que encabeza este artículo) definitivamente ella no se resignaría a ser esclava o concubina del enemigo.











Al principio, la aparición de una mujer en el campo de batalla, fue motivo de risa en las filas enemigas, pero rápidamente los chinos comprendieron el error de subestimar a esa fiera que los enfrentaba con una espada en cada mano. No fueron pocos los que huyeron declarando que sería más fácil luchar contra un tigre que hacer frente a Lady Trieu…desde luego, los rebeldes la eligieron como líder y la leyenda se puso en marcha.



Para algunos, la joven medía casi tres metros de altura, podía caminar 500 leguas por día y tenía una voz que sonaba como la campana de un templo. También su belleza fue celebrada como “capaz de sacudir el alma de cualquier hombre”. Bajo su liderazgo las pequeñas fuerzas rebeldes lograron grandes hazañas, pero finalmente el poderoso ejército chino aplastó la rebelión. Después de escapar de las garras del enemigo, la muy joven Lady Trieu –al mejor estilo de sus admiradas predecesoras, las hermanitas Trung- se quitó la vida para defender su honor y el de su familia. Era el año 248 y tenía sólo 23 años. 

Los chinos jamás la mencionaron en su historia, para ellos esa rebelión fue como otras, una especie de barbarie persistente que debían eliminar y carecía de interés histórico. Para los vietnamitas sin embargo, el levantamiento de Lady Trieu fue el evento más importante de la época. Aún y en la actualidad este sufrido pueblo sostiene que los héroes nutren y sustentan la vida cotidiana con su abnegación y coraje Su razón tienen, de hecho, los “Goliat” de este mundo no han podido con ellos.



















































































1. Vietnam tiene más de 2.500 años de antigüedad, desde el primer estado.Más de mil años estuvo asediado y agredido por las dinastías feudales chinas. Casi un siglo bajo dominación francesa, nueve años de resistencia contra la guerra de reconquista del colonialismo francés. Más de 20 años enfrentó una de las guerras más criminales desatada por Estados Unidos. Logró su victoria definitiva en 1975 y su reunificación territorial en 1976. Fuente: Embajada de Vietnam en Argentina.
 2. Las hermanas Trung son consideradas un símbolo nacional y representan la libertad e independencia de Vietnam. Muchos templos están dedicados a ellas y un día de febrero se conmemora su heroica muerte. 
 Fuentes:
 . Weller Taylor, Keith. The Birth of Vietnam. University of California Press, 1991. Pág. 90
 . Lockard, Craig. Southeast Asia in World History. New Oxford World History.Oxford University Press, 2009. Pág. 30
 . V. Largo. Vietnam: Current Issues and Historical Background. Nova Publishers, 2002. Pág. 95
 Imágenes: Internet Google