domingo, 16 de marzo de 2008

Prostituta y Emperatriz: Teodora de Bizancio


Teodora de Bizancio conoció el Infierno y el Olimpo. De origen muy humilde, su niñez transcurrió en los fétidos subterráneos del Hipódromo, donde mendigó, fue actriz y se prostituyó.
Por circunstancias de esa vida azarosa, aprendió a leer, escribir y se instruyó sobre teología.
La valerosa e inteligente mujer se casó con Justiniano I y se convirtió en Emperatriz en el período de máximo esplendor del Imperio Bizantino.

En alguna parte, quizás en la isla de Creta, Siria o en las islas cercanas de la costa asiática de Turquía, nació Teodora, hija de Acacio. Los exegetas no se ponen de acuerdo respecto del año de su nacimiento, pero se estima que fue entre el 502 y el 508 d.C. Con la miseria y el hambre a cuestas, Teodora, sus padres y sus dos hermanas dejaron la aldea natal y marcharon hacia la Capital del Imperio Bizantino: Constantinopla.


Por aquellos tiempos, el Hipódromo era el centro vital donde competían cuadrigas, se exhibían animales exóticos y combatían gladiadores, y allí acudió en busca de trabajo el modesto Acacio. Logró un empleo como domador de osos que le permitió sacar a su familia de la miserable situación por algunos años, pero murió dejando a la prole en penosas necesidades. Fue entonces cuando la viuda decidió reunir a sus tres hijas, colocó guirnaldas en sus cabezas y las convirtió en “suplicantes” que deambulaban por los siniestros subterráneos del Hipódromo mendigando y sufriendo las más bajas pasiones humanas.


En la Constantinopla del siglo VI, había sólo dos opciones para las niñas muy pobres: la prostitución ó el teatro, y ambas estaban muy ligadas.
Cuando Teodora llega a los diez años comienza a incursionar en el teatro junto a sus hermanas más grandes, pero al poco tiempo provoca el asombro del público. Sin haber alcanzado la pubertad, o saber al menos tocar una flauta o el arpa,  y aún con su cuerpo esmirriado, la inteligente jovencita había descubierto cómo provocar a los hombres. Cubierta sólo con un taparrabos, se contorsionaba y contaba los chistes obscenos, aprendidos en los subterráneos. Era pésima actriz, pero a nadie le importaba.


Un día ideó el número que la acercó a las puertas de la fama: se presentó en el escenario con su habitual poca ropa y unos esclavos esparcieron sobre su cuerpo granos de cebada. Luego, un grupo de gansos fue soltado para que comieran del cuerpo de la joven, que comenzó a moverse sensualmente, transmitiendo inequívocos mensajes sexuales al auditorio, que aulló de emoción. A partir de ese día, Teodora se hizo famosa, porque además de bailar y contar chistes, era también capaz de satisfacer plenamente a los hombres, y a los dieciséis años, se había convertido en la prostituta mejor pagada y celebrada de Constantinopla.

Sin embargo, y cuando estaba ganando más dinero, la famosa prostituta se enamoró de uno de sus pretendientes, un tal Ecebolo, recientemente nombrado gobernador de Pentápolis. Sin pensar demasiado, descolgó su chapa de meretriz y se fue con él a tan remoto lugar, en calidad de amante oficial. Era la gran oportunidad para cambiar su vida.

El idilio duró unos tres años, luego de los cuales el bizantino la dejó sola y embarazada en el remoto Egipto.
Desengañada y triste, tuvo su hijo, lo dio en adopción a una familia en Pentápolis y siguió dando tumbos de lecho en lecho, hasta que llegó a la brillante Alejandría. Allí conoció a Severo, quien lejos de ser un viejo libidinoso, era líder de la secta cristiana de los monofisos (que defendían la divinidad exclusiva de Jesucristo) y un hombre de gran sabiduría. Por primera vez en su vida, la joven ramera pudo hablar sobre sus pecados, sufrimientos y humillaciones, y sus ideales y sueños, ante un hombre que no deseaba su cuerpo. Y esta doctrina cambió su vida por completo.
Después de un largo y agobiante viaje de regreso a Constantinopla, no volvió a prostituirse. Trabajó como hilandera, en un taller cercano al palacio donde vivía Justiniano, sobrino del emperador Justino y heredero del trono bizantino.


Fue una antigua amiga suya, amante del hombre de confianza de Justiniano, quien decidió presentar la hermosa Teodora al hombre más codiciado del Imperio.
Justiniano era un fiel bizantino de su época, fanático cristiano. Había tenido miles de amantes y era amigo de todos los placeres…y cuando conoció a Teodora, ocurrió lo imprevisible: se enamoró como un loco de la que alguna vez había sido la mejor ramera de Constantinopla.

Casi instantáneamente Teodora y Justiniano se convirtieron en amantes. Y para regodeo de los comunes mortales que habían poseído a la mujer, al muy poco tiempo fue elevada por su hombre a la dignidad de “patricia”. Este título permitió también un placer muy especial para Teodora: ocupar el palco de las mujeres nobles en el Hipódromo. Muy atrás habían quedado esos subterráneos donde mendigó como “suplicante”.
Pero todo lo conseguido no era suficiente para ella, quería dignidad para su amor y ser la esposa de Justiniano, pero la ley era tajante: las prostitutas, sirvientas y artistas de teatro no podían casarse con nobles. En tres ocasiones les fue negado el matrimonio, sobre todo por las intrigas de la tía de Justiniano (arpía fabulosa llamada Lupino), pero finalmente los amantes contrajeron nupcias en una ceremonia privada.
Tres años más tarde fallece Justino, el emperador. Justiniano asume entonces todas las funciones del “Basileus” a los 45 años, y Teodora, a sus 27, se convierte en la emperatriz consorte. Era el 4 de abril de año 527.

Muy lejos del pensamiento general, Teodora no había llegado al trono para ser ornamento, por muy bella que fuera, o dedicarse a relajadas tareas mundanas, había llegado para gobernar y convertirse en una de las mujeres más influyentes de la historia.
Teodora aportó sus propias ideas al Corpus Juris Civilis, la inmensa obra legislativa elaborada por Justiniano. En el tratado aparecen leyes inspiradas por ella, que defendían la igualdad de la mujer, el derecho al divorcio, la prohibición de castigos por adulterio, el reconocimiento hacia los hijos bastardos y sus derechos a la herencia, penas para los violadores, la prohibición de la prostitución forzosa, la pena de muerte por violación y la persecución del proxenetismo, que había estado hasta entonces protegido por la ley.


Los historiadores ven en el Corpus Juris Civilis “la mano, el cerebro y el corazón de Teodora”. Junto a las leyes, la otrora ramera comenzó una intensa y eficaz campaña para erradicar la prostitución. Creó planes de rescate y rehabilitación para otros oficios,  destinado a las jóvenes meretrices. Eran tiempos en los que los hombres cometían todo tipo de abusos, apaleaban, engañaban y repudiaban a sus mujeres. Y Teodora les brindó herramientas para cambiar esta situación. A partir de la iniciativa de la emperatriz se podían presentar quejas contra marido, padre ó hermano y tener la seguridad de que el agravio no quedaría impune.  En muchos casos, se necesitarían más de 1500 años para igualar lo alcanzado por esta increíble mujer.


Se dice que Justiniano confiaba absolutamente en el juicio de su esposa, y comenzó a escoger asesores de origen humilde y de gran probidad, dejando de lado a los nobles tradicionales en estos cargos. Seguramente fue en esos tiempos en los que Teodora se ganó el encono de su enemigo jurado, Procopio.
El historiador y jurista Procopio arremetió con todo el poder de sus letras contra Teodora, enrostrándole su pasado y acusándola de manipular a Justiniano con comentarios tan escandalosos que hoy carecen de credibilidad.

La valentía y sangre fría de la insigne emperatriz quedó demostrada como nunca en la revuelta de Nika, cuando las turbas violentas se hicieron cargo de Constantinopla, reclamando por los impuestos y excesos de funcionarios imperiales. Se dice que fue Teodora, no Justiniano quien aplastó la rebelión, contradiciendo a su propio e insigne marido, quien quería abandonar la ciudad. También se cuenta que era esta mujer quien dirigía al general Belisario en las batallas difíciles.

A pesar de su vida disoluta (Procopio la denomina pornográfica y amante de las orgías) Teodora fue proclamada santa por la Iglesia ortodoxa.

Un fulminante cáncer de mama apagó la vida de Teodora en el 548, cuando apenas tenía 40 años y tras su muerte el reinado de Justiniano entró en el más absoluto declive.

Se puede decir que cuando Teodora fue ramera, supo ser la mejor. Y cuando fue emperatriz, superó al emperador.


Fuentes:
Wikipedia
“La cara oculta de los grandes de la historia”
J.M.González Cremona
“Teodora” M. Vega
Imágenes: Internet. La emperatriz Teodora en un mosaico de San Vital, en Rabean. Google

64 comentarios:

  1. Con ésta sí que me hubiera llevado bien...

    ResponderEliminar
  2. A la miércoles!
    Muy interesante historia amiga.
    Qué bien Teodora luchando para que otras no atraviesen sus pesares.
    Me encantó, un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Que mujer!.
    Es curioso pensar que en muchos aspectos hemos retrocedido, siglos más tarde.
    Un escrito muy interesante.
    Un beso.

    Luis

    ResponderEliminar
  4. m gusto la historia....ahora yo digo.....que inteligente!!!!
    dos cosas opuestas y un final....
    aparte...si fue mejor que el emperador..... yo diria que fue exquisita... un besin amiga

    ResponderEliminar
  5. ¡Que grande Teodora!
    Lo que podría llamarse una mujer con temple... un gusto haber leído este relato.
    ¡Me encanto!
    ¡Besos, Susana!

    ResponderEliminar
  6. Hola Claude! Me consta su aprecio por los títulos (leo siempre Un Kilo) En el futuro espero ser lo suficientemente atractiva para que llegue usted a leer todo el artículo con agrado.
    Un abrazo!


    Humanoide: Ajajá! ¿Amante de las fuertes emociones, amigo? Ahora entiendo el cambio de avatar!
    Besos para usted!


    Germán Queridazo! A la lunes! Un placer encontrarte aquí y en el otro artículo! Me fascina compartir con Vos este personaje. Tengo la idea que este perfil alimenta al escritor curioso que habita en Vos.
    Gracias por tus palabras, amigo mío!


    Luis Querido: Hoy tenemos algunas mujeres en puestos de decisión, que sin embargo poco y nada han avanzado en temas de relevancia femenina. La vida -sobre todo una vida como la de Teodora- revela descarnadamente los puntos oscuros de la sociedad, y la falta de legislación sobre temas importantes.
    Antes y ahora, se necesitó valentía para encarar los cambios necesarios.
    Te abrazo, querido Luis!


    Sauvignonaaaaa! ¿Dónde estabas querida amiga? Te extrañé! Respecto del artículo, creo que siempre hay “un Procopio” ó varios, enfatizando y anteponiendo la vida promiscua a las otras características de una mujer notable. Y aún inventándola, llegado el caso.
    La exclusión social tiene sus propias reglas, y todos los historiadores coinciden en que la época de Teodora, dejaba pocas opciones a las niñas-mujeres pobres. En ese contexto creo que podemos asegurar que esta mujer, fue excepcional.
    Besines para Vos!


    Aqua! Estos ojitos son dichosos por leerte nuevamente! Sí, sí y sí, mujer con temple y valerosa que supo sobreponerse a la adversidad, y como valor agregado, dejó una herencia inestimable.
    Gracias por tus bellas palabras!
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Teodora vendría a ser como Mujer Bonita pero más interesante..no la veo a Julia Roberts gobernando..Por supuesto me encantó tu historia, deberían darte un premio a la mejor contadora de historias Susan! Te mando un besote enorme

    ResponderEliminar
  8. Susana, me resulta altamente gratificante pasar por tu cueva, que lo único que tiene de cueva es el color del background... se me antoja más un palacio de la sabiduría.
    Y más sorprendida aún porque te estás revelando como una bellísima locutora que nos encanta con su dulce voz y sus historias para pensar.
    Interesantísima vida la que nos narraste, y yo con mi habitual ignorancia en estos temas tengo que darte las gracias una vez más, porque hacés tan ameno el relato que lo recuerdo con más facilidad que cuando lo leo de un libro.
    Un beso grande, hermosa Susana!

    ResponderEliminar
  9. me gusto la historia,es increible la cantidad de cosas que supero esta mujer en tan pocos años,y aun mas si nos fijamos en el tiempo en el cual vivio.
    sin dudas una mujer seguro de sus atributos mentales y fisicos!!
    besos susana!

    ResponderEliminar
  10. Cara o cruz... la Biblia y el calefón...

    ... teología... hija dilecta de la madre "filosofía"...

    Nada mal, para quien daba sus primeros pasos a la vida de lo gnoseológico...

    ... personas con estrellas, personas estrelladas...

    Tenebrosos subterráneos... prostitución o teatro... prostituirse y ser actriz...

    Vaya conjunción... en la vida todo es posible. Verdad???

    ...sigo pensando y aseverando una vez más que, los hechos se repiten... según pasan los años, a las vivencias de Teodora, las vivimos hasta el presente, salvando las grandes distancias, claro está; no hace mucho, tuvimos en Argentina un caso más que asimilable al de esta mujer tan valiente, inteligente como audaz y arremetedora... -amada por muchos odiada por otros tantos- pero mujer y fuerte al fin...

    ¿Quién osa decir qué, las mujeres no cumplieron, más aun, no cumplen papeles importantísimos en la vida social, económica, política, jurídica, etc.... de los pueblos?...

    Corpus Iuris Civilis, (Compilación de Derecho Romano), "vaya que tuvo vital injerencia", es la más importante recopilación de derecho romano de la historia. Fue realizada entre 529 y 534 por orden del emperador bizantino Justiniano y dirigida por el jurista Triboniano.

    Se puede destacar el mérito histórico, legal y filosófico de esta colección de leyes o cuerpo de Derecho Romano. Es una de esas obras en la que los legisladores posteriores a su publicación durante los trece siglos posteriores tuvieron como fuente, utilizando sus decisiones y preceptos.

    El Corpus Iuris Civilis fue retomado a partir del siglo XI en la Universidad de Bolonia por la escuela de los Glosadores, formando una recopilación que ejercería una gran influencia en todo el Derecho europeo posterior. Sirvió para educar a generaciones de juristas que, posteriormente, aplicarían sus conocimientos en el ejercicio del derecho en sus países de origen.

    Curioso final... cáncer de mama... es uno de los cánceres tumorales que el hombre conoce desde antiguas épocas. La descripción más antigua del cáncer, (el termino cáncer no era usado), proviene de Egipto y es del 1600 adC aproximadamente.

    El papiro Edwin Smith, describe 8 casos de tumores o ulceras del cáncer que fueron tratados con cauterización, con una herramienta llamada "la orquilla de fuego". El escrito dice sobre la enfermedad, "No existe tratamiento". Es curable. A lo mínimo un caso descrito es de un hombre. Por siglos los médicos han descrito casos similares, todos teniendo una triste conclusión.

    No fue sino hasta que la ciencia médica logró mayor entendimiento del sistema circulatorio en el siglo XVII que se lograron felices avances. En este siglo se pudo determinar la relación entre el cáncer de mama y los nódulos linfáticos axilares. El cirujano francés Jean Louis Petit y posteriormente el cirujano Benjamín Bell fueron los primeros en remover los nódulos linfáticos, el tejido mamario y los músculos pectorales (mastectomía radical). Su senda de comprensión y avance fue seguida por William Stewart Halsted que inventó la operación conocida como "Mastectomía Radical de Halsted", procedimiento que ha sido popular hasta los últimos años de la década del 70...

    En nuestros días, la mejor cura: "más vale prevenir que curar", adagio nunca mejor encajado, verdad???...

    Teodora... hasta en su final... y consecuencias inmediatas, siguen siendo historias asimilables, ya que la muerte más cercana, también fue a raiz de un cáncer –no de mama- y significó el inicio de la decadencia del régimen político por el que tanto luchó esta primera dama...

    Besos y abrazos calurosos para vos.

    ResponderEliminar
  11. Ya conocía la historia, pero aquí está maravillosamente relatada. Teodora me recuerda mucho a Catalina I de Rusia, una campesina iletrada que ascendió al trono de la mano de Pedro el Grande.
    Grandes mujeres...


    Me gustó mucho tu blog, te voy a poner como recomendado en el mío. Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  12. El personaje de Teodora me ha fascinado desde niña... Gracias por reflotar su historia, Susana.

    ResponderEliminar
  13. Susana, que delicia leer, y a la vez
    escuchar todo el relato histórico.
    Es tu voz?
    Muy, muy interesante la vida de esta mujer, que se hizo a sí misma desde la extrema pobreza. Sabiendo actuar, cuando cambió su posición social, acordándose de los más desfavorecidos.
    Realmente fue una mujer adelantada a su tiempo.
    Como siempre, gracias por hacernos disfrutar con toda la información recopilada.
    Sabes, cuando iba a pinchar para visitar tu blog, en ese mismo instante recibí tu comentario, estamos en sintonía!

    Besos Susana*

    ResponderEliminar
  14. Extraordinario. Parece una novela de Wilbur Smith.

    :)

    Un abrazo, Susana.

    ResponderEliminar
  15. Hola Ada! “Pretty Woman” de verdad “suavizó” el oficio más viejo del mundo! Y no, la verdad es que la Roberts no da el perfil! Pero siempre hay esperanzas en los corazones de las amantes de jefes de estado, querida amiga!
    Gracias por tus bellas palabras, has dignificado el concepto de cuentera!
    Mi beso enorme para Vos!


    Patrulich Querida! Qué bonitas palabras hacia este lugarcito, muchas gracias! ¿De veras te gusta el audio? Me pareció simpático, aunque a veces dudo de la utilidad porque en el fondo, todos somos lectores.
    Me alegra mucho acercarte un retazo de la vida de esta mujer, creo que inspira a las escritoras fecundas como Vos.
    Beso y Abrazo Grandotes, Reina!


    Hola La Maga: …y a mi me conmovió tu post, querida amiga! Espero que estas demostraciones ayuden a la memoria colectiva, siempre tan frágil.
    Respecto de Teodora, ampliamente de acuerdo, tremendos atributos mentales y seguramente físicos!
    Besos enormes para Vos!


    Muy Agradable Juan Pedro: …los contrastes, querido amigo, tan interesantes en este caso.
    “... teología... hija dilecta de la madre "filosofía"” Se puede decir que todas las religiones son sistemas filosóficos. ¿Existe alguna excepción?

    “Nada mal, para quien daba sus primeros pasos a la vida de lo gnoseológico...” Por esos caprichos de la memoria, la frase me llevó a Kant ¿Se acuerda del “Das ding an sich” und “Das ding für mich” (La verdad en sí, la verdad para mí) Si acaso esta mujer hubiera tenido en cuenta los pasos ajenos, para dirigir los propios, quizás la historia hubiera sido distinta.

    “Personas con estrellas, personas estrelladas” un misterio para mí.

    “…amada por muchos odiada por otros tantos- pero mujer y fuerte al fin” claramente te referís a Eva Perón. Te agradecería mucho que alguna vez me sugirieras literatura respecto de ella. Nada de lo que ha llegado a mis manos me conforma (demasiado odio y demasiado amor, tapan a la mujer que me gustaría conocer mejor).

    “¿Quién osa decir qué, las mujeres no cumplieron…” Amigo querido, no me haga trabajar con una lista tan grande de nombres. En un rápido fogonazo me asaltaron la memoria el misógino Schopenhauer y esta “perlita” del amigo Hegel “La diferencia entre el hombre y la mujer es igual a la que existe entre el animal y la planta. El animal se asemeja al carácter del hombre y la planta al de la mujer. Porque su evolución consiste en un tranquilo despliegue de energía, que tiene por principio la unidad indeterminada del sentimiento? SI LAS MUJERES ESTÁN A CARGO DEL GOBIERNO, EL ESTADO ESTÁ EN PELIGRO, porque no actúan conforme a las demandas del público, sino que siguen sus inclinaciones y opiniones casuales. También las mujeres se están, de alguna manera cultivando –no se sabe cómo- casi como si absorbieran las ideas más a través de la vida, que mediante la adquisición de conocimientos. El hombre, por otra parte, tiene que alcanzar su posición luchando por adquirir ideas y mediante enormes esfuerzos técnicos”. Un encanto este caballero.

    Muy impresionante y completa tu explicación sobre el cáncer de mama. Gracias amigo!

    Te disfruto Juan Pedro y adoro charlar con Vos! ¿Me aceptás el beso del Lunes?

    ResponderEliminar
  16. Andrea Querida: Hiciste un “alto” en la locura del lunes para compartir esta historia conmigo y te lo agradezco mucho! Gracias a Vos, amigaza!


    Sibyla Exquisita: Sí, es mi voz y jamás me gustó. Yo quería una de esas voces graves y roncas, “cuarentosas” que le hablaban sensualmente a Humprey Boggart, pero no se me dio. Es lo que hay, y al menos me ha servido para comunicarme.
    Y estoy muy de acuerdo con Vos, Teodora fue una mujer adelantada a su época y su obra “aplastó” con evidencia, las lenguas viperinas.
    Estamos en ABSOLUTA SINTONÍA, también en lo referente a los tiempos para postear!
    Es un verdadero placer compartir con Vos estos personajes!
    Cariños!


    Gilda Bonita: Ayer leí tu post en el blog de Rossana. Me encanta conocerte un poco más cada día. “Parece una novela de Wilbur Smith.” Muy buena! De verdad, la vida de Teodora es el mejor “culebrón” de la historia!
    Abrazotes! :)

    ResponderEliminar
  17. Malena: Bienvenida a la Cueva! Muchas Gracias por tus palabras! Has mencionado a la mujer más maravillosa para mí. Sencillamente, adoro a Catalina! Tengo seis libros sobre su vida en mi biblioteca y he leído otros tantos que me han prestado. Y la razón por la que no me decido a subir un post sobre ella, es que no puedo –me declaro incompetente- para resumir la vida y obra en pocas líneas.
    Gracias por compartir conmigo esta historia! Hoy mismo paso por tu blog para saludarte!
    Un Abrazo para Vos!

    ResponderEliminar
  18. Me ha hecho gracia lo de tener que elegir entre la prostitución o el teatro, hasta hace bien poco ser actor o actriz estaba considerado poco menos que ser prostituta o un tirado, por eso me gustó cuando Bardem le de´dicó su Óscar a los cómicos y a su madre por luchar por la dignidad de la profesión.

    ResponderEliminar
  19. Hay que ver como aprendo acá sobre mi género, mi mamá es una activista con respecto a los derechos de la mujer, y me sorprende siempre con sus estadisticas de violaciones, maltratos, denuncias no escuchadas, etc etc. Y siento que incluso en ese tiempo al parecer la ley protegió más a la mujer que ahora, recuero que el año pasado hubiera 57 o 50 y algo femicidios en Chile, y ahora que estamos recien empezando llevamos mas de 12 ... con semejante panorama hay que destcar a estar mujeres que en el pasado lograron hacer algo, y no un pequeño algo .. es un aporte a nivel de leyes, nivel político. Toda ayuda es buena, gracias por alimentar este cerebro.

    ResponderEliminar
  20. Con lo que voy a decir, de seguro generaré alguna que otra sensación rara.

    Teodora es sin dudas una de las mujeres más importantes de la Historia. Y para bien.

    La historia la escriben los hombres. Son muy pocas las historiadoras mujeres con relevancia. De esa época ninguna.

    La conclusión que saco es que si a María Eva Duarte de Perón la trataron de prostituta por llevar dignidad a las mujeres en particular, qué me puede hacer pensar a mi que lo mismo no sucedió con Teodora? Acaso alguien la filmó? Existe documentación? Hay algún informe de la Agencia de Recaudación Impositiva de Bizancio que detalle cuanto aportaba por ser meretriz? Si existiese documentación. No fue escrita por hombres?
    Los mismos hombres que se vieron afectados por las libertades conferidas a las mujeres por parte de Teodora?

    Hoy estoy en feminista.

    He dicho.

    Besos!

    ResponderEliminar
  21. Trato hecho. Punta del Este es tuya. Y Mendoza es mía (yupi!!!!) Tremendo negocio hice... Vos te quedás con los atardeceres y los alfajores "Punta Ballena", y yo con tu provincia que es del tamaño de mi país, más o menos, y encima, con viñedos y bodegas!!!

    Jijiji...

    ResponderEliminar
  22. y de nuevo viene Susana con una historia llena de matices y contrastes, una mujer que lucho por que la vida así se lo planteo, por que pareciera que la vida nos lo plantea así y debemos enfrentarlo. Pero como superarse y superar todo lo que venga... me gustan estas historias, me evocan el sentimiento femenino a cada minuto, ese de búsqueda y lucha continua. Un beso querida!

    ResponderEliminar
  23. Cómo me gustan estas historias, querida Susana! No dejo de asombrarme, me fluyen variados sentimientos, este artículo por ejemplo, me conmovió mucho, sobre todo por la triste infancia de Teodora y su muerte, siendo tan joven.

    Tus artículos me acompañan todos los días, y me enseñan muchas cosas.

    Te felicito, lo hacés muy bien.

    Un afectuoso abrazo, Viento

    ResponderEliminar
  24. Justiniano trajo certidumbre al derecho y Teodora, conocedora de la vida, le puso la parte humanitaria que hoy en día hace de precedente en el Derecho de la Mujer.
    Y acá vamos al punto: se puede hablar de la vida cuando se la conoce en la profundidad en que lo hizo Teodora.
    Solo te podes solidarizar en forma auténtica con el dolor que ya padeciste, léase: existe una gran diferencia entre conocer el camino y haberlo transitado.
    Te podes quedar en el conocimiento y tambien lo podes legar.
    A mi forma de ver es el mérito de esta mujer que fue la mejor de las meretrices, emperatriz por matrimonio y santa por derecho propio.
    Saludos nena!!

    ResponderEliminar
  25. O por ahi lo que se dice es cierto y el ensañamiento viene por parte de alguien que se quedó sin su meretriz favorita por culpa de justiniano. O no le alcanzaba la guita, no se.

    Pero no me digas que las mujeres poderosas en la historia han sido vilipendiadas en su tiempo y a posteriori, generalmente por hombres.

    Me prendo una pipa y vuelvo.

    ResponderEliminar
  26. Hola Raycoooo! Tremenda e interesante en muchos aspectos! Besos para Vos!


    ManuEspada: También me gustó mucho ese gesto de Javier Bardem, gran actor. En la época de esta mujer que nos ocupa, la línea que separaba el teatro de la prostitución era muy delgada, sobre todo por la forma de los espectáculos y el protagonismo del público (mayormente masculino). El show era corto y por lo general no contenía más de treinta personas por vez.


    Querida Pea: Es muy agradable saber sobre tu mamá, y sus actividades por los derechos de la mujer! Precisamente tu país avanzó tanto en este terreno, (creo que está a la cabeza en América del Sur por sus conquistas) por personas como ella. Aún y con todo, queda mucho camino por recorrer. Nos hubieran ayudado un par más de Teodoras en la historia!
    Gracias por tus cariñosas palabras!


    Bruno: Nada de sensaciones “raras”, querido amigo, más bien le ha puesto palabras a los pensamientos de muchos de nosotros. En lo personal SIEMPRE me asaltan las dudas a la hora de abordar un artículo, que se basa en los dichos de los dichos de los dichos, así por los siglos de los siglos. Parece el “juego del teléfono”. Cada jugador, le confiere a la historia algo de su propia cosecha, y la tiñe con su propio concepto de la moral, y la verdad, como el Santo Grial, queda sepultada bajo muchas capas tendenciosas.
    La verdadera Maria Eva Duarte de Perón es una desconocida todavía para mí. Aún no encuentro un autor imparcial sobre ella y he leído varias biografías sobre esta increíble mujer. El último libro que llegó a mis manos es “Evita Íntima” de Eva Pichel, en el que más o menos se intenta rescatar a la mujer detrás del personaje amado hasta el delirio u odiado hasta el paroxismo.
    Y tengo la legítima pretensión de admirar o no, a Eva Perón sin que esto me convierta en peronista o “gorila” según el paladar, algo que todavía no puedo decidir debido a las versiones “pre-masticadas”.
    Como siempre, le agradezco y mucho, Bruno, sus intervenciones tan interesantes.
    Lo abrazo con mucho cariño!

    ResponderEliminar
  27. Andre…Síiiiii! Ya mismo cerramos trato! ¿Para qué perder el tiempo en contar los kilómetros? Adoooooooro Punta del Este! (en cualquier momento te asomo por el cable de Internet, estás avisada) Digo…tu ofrecimiento también incluye Casa Pueblo, verdad amiga?


    Marxella Muy Querida: Finalmente Teodora nos acompañó en nuestra charla. ¿Verdad que es muy inspiradora su vida? Enseguida paso por tu blog y te dejo un mensajito de voz grabado. Me encanta ese sistema, sobre todo porque soy fiaca para escribir!
    Un beso querida amiga!


    Neurotransmisores: El azar es algo muy curioso, amigo. Usted debería escribir sobre ese tema, se le dan muy bien los análisis. Un abrazo!


    Viento Querida: imaginate Vos todo lo felíz que me hace compartir estas historias. Una vez más, te agradezco muchísimo las palabras que me dejás, realmente son muy alentadoras. En realidad yo sólo propongo el tema, el verdadero contenido se lo otorgan los comentarios.
    Aprendemos y reflexionamos juntas, y es muy gratificante, sobre todo porque me ha dado la oportunidad de conocerte!
    Un Abrazo con mucho cariño para Vos!

    Pepinita…Cuando te veo, me acomodo en el sillón. Nunca has dejado de sorprenderme gratamente y te confieso que siempre espero tus reflexiones. Es más, si acaso no lo pensaste –cosa que dudo- sería muy interesante que abordaras escribir un libro. Tenés el estilo vernáculo, la descripción descarnada y un uso muy cuidado de la ironía y el humor, pero también la ternura. Puedo inferir mucha vida detrás de tus letras.
    Poco te respondo del tema que nos ocupa, seguramente Teodora estaría de acuerdo conmigo, en que Vos tenés muchas cosas que contar a las mujeres, y es tu turno.
    Abrazo Pepina!


    Bruno Querido: La pipa lo asemeja a Hemingway! Claro que sí!Antes y ahora, las féminas somos vulnerables a los comentarios malintencionados. Le dejo dos perlitas de Ambrose Bierce, úselas si le agradan, con "buena intención":

    "Belladona: En italiano es una mujer hermosa, en nuestro idioma un veneno mortífero. Un ejemplo irrefutable de que ambas lenguas coinciden en lo esencial."

    "Mujer: animal que suele vivir en la vecindad del hombre y tiene una rudimentaria aptitud para la domesticación. Es omnívora y puede enseñársele a callar"

    Já, callar nosotras, callar nos...

    ResponderEliminar
  28. Tengamos en cuenta que el destino del nacimiento, infancia y vida de doña Teodora, no fue su responsabilidad.

    Además, si se supo ganar la confianza y el amor de quien sería emperador, no dice poco de ella.

    Convengamos que la humanidad se ha caracterizado por algo en particular: los detractores gustan de recordar el pasado de "prostitutas" de las mujeres que hacen historia en el mundo y en caso de no haber sido prostitutas, ¡¡pues se les dirá puta de todas maneras!!

    "Hombres necios que acusais..."

    ¡¡Me maravilló este relato, realmente!!!

    Saludos candorosos, ¡¡de regreso en la vida cibernética!!!

    ResponderEliminar
  29. Su! no se si intentaste ya lo del mensaje de voz, pero creo que esta fallando...en fin, sólo quería saludarte y mandarte un abrazo!

    ResponderEliminar
  30. Ambrosito......enseñame como haces para callar a una mujer.......sobre todo si piensa que tiene razón, momento en el que inefablemente, es cierto.

    ResponderEliminar
  31. Capaz que tenía la concepción de mujer, sinónimo de animal por las características fisicas de su madre...no se, que se yo, digo...

    ResponderEliminar
  32. De verdad que siempre me voy enriquecido de aquí. Así deberían haberme explicado la historia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. ¡Te pasaste!...Creo que es la historia que más me ha gustado.Teodora parece la Marina Arismendi de mi país.
    Hablando en serio, ya no voy a decir de nuevo qué maravilloso, ni qué increíbles estas mujeres, o que bueno cuánto aprendo contigo. Sólo vine a decirte que vine aquí a leerte, a dejarte un beso y a decirte que me encanta conversar contigo. Morí de risa con tus descripciones de Mendoza.
    Beso, abrazo y feliz Semana de Turismo,amiga. Yo la empecé totalmente nueva, inaugurando mis 50 y con el ímpetu de una Flaca renovada.Si no me levanto la autoestima yo, ¿quién si no?

    ResponderEliminar
  34. Había escuchado un poco de ella cuando leí sobre el fulano Justiniano (la rima fue sin querer). Pero no me había enterado de la historia entera.

    Bueno amiga Susana, te dejo un beso y un abrazo. Cuídese mucho... Nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  35. No conocía nada de esta mujer. Qué historia fascinante y cuánto le debemos en la lucha x la igualdad de los géneros.
    Y todavía cuanto tenemos q aprender de ella y sus pensamientos.

    ResponderEliminar
  36. Ale Candorosaaaa MuyyyExtrañaaaadaaa! La buena Teodora y quien suscribe, honradas por su visita! La verdad…entre usted y yo…es muy entretenido ver los malabarismos verbales de los historiadores cuando abordan a mujeres como ella.
    Y permítame rescatar querida Alejandra, su propia y célebre cita en este post, para la eternidad: “…los detractores gustan de recordar el pasado de "prostitutas" de las mujeres que hacen historia en el mundo y en caso de no haber sido prostitutas, ¡¡pues se les dirá puta de todas maneras!!”…es conmovedoramente candorosa!
    Bienvenida a Casa, queridaza!


    Marxella! La tecnología y yo tenemos nuestras diferencias y no, no pude dejarte mensajito. Hoy lo vuelvo a intentar! ¿Cómo estás? Cuando puedas, dejame saber por favor! Mi abrazo, bella!


    Bruno Querido: Venía bien… lo habíamos convencido de nuestras virtudes y hasta habíamos logrado convertirlo al feminismo! ¿Verdad que Ambrosito es un encanto?
    Fíjese por favor en el retrato que aparece en la Wikipedia, y después me cuenta sus conclusiones!


    Hola Toro! Gracias, es todo un piropo! Me da mucho agrado que compartas conmigo estos personajes!
    Besos para Vos!


    Flaca Querida: Cuando puedas, hablame de Marina Arismendi por favor, no he leído sobre ella!
    Y referente a Mendoza, de veras que la sequía se viene cumpliendo puntualmente…a excepción de este año, en que se llovió la vida (¿Será porque Andrea vino por aquí).
    Un Gran Cariño para Vos y también mi deseo de exquisitos días de turismo en Pascuas!
    Disfrutá de esos maravillosos e impetuosos cincuenta, me han contado que te sientan de maravillas!


    Víctor: ambos sabemos que la “historia entera” difícilmente podamos conocerla, pero al menos podemos acercarnos. Hoy te envío por correo el interesante artículo que escribió Fernando (Vespertine).
    Beso y Abrazo para Vos, querido amigo!

    ResponderEliminar
  37. Ana Ortiz! ¿Cómo estás querida escritora? Me alegra mucho que te gustara este recuerdo. Suele suceder que, en líneas generales, conociéramos más de Justiniano. Y ciertamente Teodora merece un tratamiento especial.
    Gracias por tu huella!

    ResponderEliminar
  38. Lo deMarina Arismendi era un chiste.Ella es la Ministra de Desarrollo Social,un ministerio que
    creó el Frente Amplio cuando asumió el poder para tratar de atender la emergencia social. En realidad, ella no es ninguna heroína, simplemente dirige ese plan del gobierno. Por lo demás,es hija de Rodney,un histórico dirigente delPartido Comunista, es veterana, fea y no es simpática. Pero se pone pollera corta (no alcanza a ser minifalda) y no pierde ocasión de cruzarle las piernas,sentarse al lado y mirarlo con cara de embobada a Tabaré, nuestro presidente, a quien yo llamo el bien amado, porque casi todas las mujeres -hasta las de la oposición- suspiran por él, incluyéndome yo que no soyde lá oposición y que reconozco que él está un poco mayor para mí.

    ResponderEliminar
  39. ¡Disfrute, disfrute mucho amiga!
    Yo voy a hacer lo mismo, no sea cosa que después me anden tocando timbre. Un besoenoooooooorme.Te voy a extrañar.

    ResponderEliminar
  40. Menuda mujer!!!!!!!!!!!!!!!
    Besos de vacacionesssssssss.

    ResponderEliminar
  41. Acabo de ver la foto de Ambrose Bierce..........sos mala, no me podes hacer esto!

    No lo dije de machista lo anterior!

    Fijate bien que dije "momento en el que inefablemente tienen la razon"

    Es un defecto nuestro, discutir con una mujer que tiene razon

    ResponderEliminar
  42. aiii mujer! cómo me voy a tener que poner al día con vos eh!!

    nos vemos el 29!!eh!

    ResponderEliminar
  43. "Se puede decir que cuando Teodora fue ramera, supo ser la mejor. Y cuando fue emperatriz, superó al emperador."

    He aquí una de esas frases que resumen todo y deja entrever la esencia de tamaña personalidad...=) besos

    ResponderEliminar
  44. Susana,

    Muy muy buena esta la historia de teodora.

    Ademas muy ilustrativa.

    Gracias por llevarnos a Bizancio y a Costantinopla con tanta facilidad.

    Abrazos...

    ResponderEliminar
  45. Susana siempre es tan grato entrar a tu blog e irme llena de esa forma tan especial que tenes de contar la historia! Gracias por llenar la blogosfera de cosas interesantes!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  46. Hola Susana, estuve unos días ausente de los blogs y siempre es lindo reencontrarte. Esta historia me gusta tanto como las anteriores, o tal vez más.
    Primero, porque no sabía de su existencia, segundo, porque los cuentos de adas (que es lo que es al final) me encantan, y sobre todo me gustan las mujeres que mandan!

    ResponderEliminar
  47. Hola Susana, que maravillosa historia, relatada con una voz aún más maravillosa.
    Coincido con Patrulich, este es el palacio de la sabiduría.
    Me alegra haberte visitado.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  48. Vuelvo por aquí para dejarte mi sonrisa.
    Abrazo desde España.

    ResponderEliminar
  49. Me descubriste, Susana!!!!
    Es que ese es mi trabajo: me llaman desde diferentes lugares en donde hay sequía para que mi sola presencia convoque la lluvia...
    Jijiji...

    ResponderEliminar
  50. Hola Susana, hace un rato no venía por acá, por cuestíon de las Vacaciones, pero esta entrada, como muchas otras anteriores ha sido muy interesante. Sobre todo por el valor y la personalidad de Teodora.
    Siempre se aprende mucho y la historia de Teodora es apasionante.
    Un saludo
    Roberto

    ResponderEliminar
  51. Hola Susana, hace un rato no venía por acá, por cuestíon de las Vacaciones, pero esta entrada, como muchas otras anteriores ha sido muy interesante. Sobre todo por el valor y la personalidad de Teodora.
    Siempre se aprende mucho y la historia de Teodora es apasionante.
    Un saludo
    Roberto

    ResponderEliminar
  52. Apasionante historia realmente. Muestra el poder de superación de una mujer con todas las letras, no?. Y que trascienda en esa época, es realmente fabuloso. Me encantó lo relatado y escucharlo también, qué buen recurso has agregado. Un beso.

    ResponderEliminar
  53. SU querida!! He vuelto al pago!!
    Feliz por las vacaciones, triste por no poder comunicarme contigo. Dejé un mensaje que espero lo hayas escuchado, pero eso no me alcanza, así que estaré intentado comunicarme nuevamente contigo desde mi casa.

    Ahora si, leo tu post y te cuento. Quería antes que nada, dejarte un abrazo enorme y decirte, que se extraña mucho el intercambio cuando uno se aleja, aunque sea por vacaciones.

    Abrazos y besos por docenas!!

    Sil

    ResponderEliminar
  54. Bien Su, esta es otra de tus historias "femeninas" donde no falta nada. 40 años vividos de manera tal que ni la muerte pudo apagar su brillo.
    Sabés que en determinada parte del relato, me quedé pensando que a veces las mujeres somos un poco "rameras" y otro poco "emperetrices". Tal vez por necesidad o quizás por gusto, pero en determinadas ocasiones reflotamos nuestros más bajos instintos.

    Te dejo muchos besos
    Sil

    PD: Existe alguna hora en particular en la que me pueda comunicar?

    ResponderEliminar
  55. Volvé Su! Volvé! Necesito saber más de las mujeres de la Historia!

    Hablame de Elizabeth I, hablame de Mariquita Sanchez de Thompson, hablame de la mujer del Zar Nicolas, hablame de esas mujeres tan misteriosas como maravillosas, amdas y odiadas, pero volve!!!

    Se te extraña, che

    ResponderEliminar
  56. Su! Espero que no hayas sido abducida por ningun Objeto Volador no Identificado!

    Te comento que volví a mis analisis de las instituciones.

    Besos!

    ResponderEliminar
  57. ¿Es tu voz la que se escucha? Desde luego, es preciosa, y la lectura está muy bien realizada. En cuanto al texto, creo que te ha quedado magistral. Desde luego, Teodora fue una mujer excepcional en todos los sentidos, y no es de extrañar que mucha gente le tuviera envidia o quisiera vituperarla: nunca han gustado las mujeres en el poder. En cualquier caso, hay que decir también una palabra en favor de Justiniano, y es que pocos hombres en sus circunstancias se hubieran atrevido a dar el paso de casarse con ella. Felicidades una vez más y un beso, querida amiga.

    ResponderEliminar
  58. De vuelta de a poco al mundo blog, y un placer releerte :)
    Que gran historia, y se me hace muy similar a otra...
    Besoss!

    ResponderEliminar
  59. Hola susi, que pasa contigo, te he enviado mensajes y escrito pasa algo, Es mas te he llamado por telefono.
    DONDE CARAJO ESTAS????
    QUIERO NOTICIAS TUYAS?
    DESESPERADA GALLEGA?
    Se que por este medio me vas ha leer, POR FAVOR DAME NOTICIAS TUYAS.

    ResponderEliminar
  60. de putisima madre, me ha servido mucho para un trabajo, muchas gracias!

    ResponderEliminar
  61. de putisima madre, me ha servido mucho para un trabajo, muchas gracias!! tu si que vales!!!!! (:

    ResponderEliminar