sábado, 28 de agosto de 2010

Semíramis, la castradora




En la noche de los tiempos, lugar de imprecisas realidades y fantasías, una de las más grandes y fabulosas reinas de la Antigüedad, cortaba la relación con sus amantes en forma tajante. Sus elegidos, un sinnúmero de viriles y temerarios guerreros asirios no volverían a yacer con otra Mujer... y Semíramis se convertiría en la primera castradora de hombres de la historia.  





A pesar de los relatos de Heródoto, Diodoro, Ctesias y Plutarco, la extraordinaria existencia de Semíramis ha sido puesta en duda, negada; o confirmada bajo reservas por los historiadores (1).  Entre controversias, se la sitúa alrededor de 1950 años antes de la Era cristiana, unos 400 años después del Diluvio, aunque algunos cronistas ubican su reinado 600 años más tarde.


“Semíramis Receiving Word on the Revolt of Babylon” by Guercino - 1624

La leyenda por su lado, no escatimó en nada para moldear, siglo tras siglo, a la increíblemente hermosa Semíramis. Aparece  como soberana del imperio más grande de la tierra, líder que sometió a medos, persas, libios y etíopes; e inspiradora de obras colosales como los Jardines Colgantes de Babilonia. De simbolizar durante siglos a la dorada Babilonia y recibir honores de diosa (2), pasó a ser asesina, ramera, incestuosa, corrupta, monstruo de la lascivia y el libertinaje… y hacedora de eunucos. 


“Semíramis building Babylon”  by Edgar Degas- 1861

¿Qué sucedió en ese largo camino hasta la actualidad? Es difícil saberlo. Quizás los pendulares humores sociales y la prensa, fueron adversos a Semíramis esta vez; quizás, la célebre castradora purga justo y ejemplar castigo, por el crimen de privar al hombre de uno de sus más preciados dones.  


Por las dudas, Dante la condenó a permanecer en el Canto V de El Infierno, por toda la eternidad.









1. En referencia a los hallazgos arqueológicos de la civilización asirio-babilónica en el  siglo XIX.
2. A su muerte los asirios le erigieron templos y la adoraron bajo la figura de la paloma. El nombre Semíramis (paloma) le fue dado porque según la fábula, fue abandonada apenas nació en Ascalon, ciudad de los filisteos y milagrosamente la alimentaron las palomas.

Fuentes:
. Memoirs of celebrated female sovereigns Vol I – Mrs. Anna Jameson
. Historia Antigua, Vol I – Philippe-Paul Ségur
. Enlaces en texto, Wikipedia y Wkisource.
Imágenes: Internet







Google